Breve diccionario de lo efímero y de lo eterno

Amable lector:

Es posible leer el Breve diccionario de lo efímero y de lo eterno en orden alfabético, tal y como mandan los cánones de su género. O también puedes leerlo en el orden cronológico en el que los términos se ajustan a la historia que se insinúa, en cuyo caso la lista siguiente te sugiere el modo adecuado de hacerlo. Queda, de cualquier modo, a tu discreción.

Santiago – Solidaridad – Avión – Reverencia – Pereza – Dinero – Éxito – Soledad – Libertad – Epifanía – Praga – Azul – Amor – Agua – Ropa – Tierra – Viento – Fuego – Postal – Vejez

Agua:

  1. Líquido elemento, inodoro, insípido e incoloro. Como la vida de quien se arrastra por el mundo con la inercia de una existencia que no ha buscado y que precisa de una ablución inicial para emprender el cambio.
  2. Fuente de toda vida en las cambiantes dunas de los desiertos saharianos, donde la temperatura se extrema y los hombres mudan de hogar como cambian de ropa.
  3. Cortina espesa que impide ver más allá de unos metros de distancia, en la estación húmeda y en algún lugar de la selva camerunesa, entre grandes hojas verdes y altísimos árboles centenarios.
  4. Componente principal de los grandes lagos en el centro de África, alrededor de los cuales las personas civilizadas viven en poblados y los salvajes construyen chalets de lujo.

Amor:

  1. Abstracción que se manifiesta en una pasión lujuriosa y breve y que se encuentra entre las páginas de una revista descolorida o en el canal de televisión de un cuarto de hotel cualquiera.
  2. Reflejo de las paredes en la piel desnuda de Justyna (véase Azul).
  3. Alegría que se encuentra en la madre chilena que amamanta a su hijo; en el beso de dos hermanos que se reconcilian a las afueras de un poblado ghanés; en el cuenco de arroz que una mujer indonesia lleva a su padre nonagenario; en el lazo que une a dos personas a través del tiempo y la distancia (véase Vejez).

Avión:

  1. (Comercial) Artefacto volador que sirve para el transporte de personas, dotado de pequeñas ventanas desde las cuales los pasajeros pueden observar un pedacito de tierra (véase Tierra).
  2. Artefacto volador que Santiago ve en un pedacito de cielo cuando abre los brazos intentando abrazar el firmamento sin conseguirlo.

Azul:

  1. Quinto color del espectro visible.
  2. Color de la habitación en la que un día Santiago tocó el cielo con los dedos en compañía de una bella muchacha de Praga llamada Justyna.
  3. Color del cielo, de una parte a otra de la Tierra; del océano, que une y ata los continentes; de los ojos de Santiago, en tonos cada vez más claros según pasan los años.

Dinero:

  1. Realidad imprescindible de la economía y la sociedad moderna.
  2. Ilusión accesoria en la vida humana que no impide que un peregrino cualquiera, por ejemplo Santiago, viaje por el mundo (véase Tierra) sin más equipaje que la sonrisa en el rostro y un viejo cayado de madera.

Epifanía:

  1. Revelación extraordinaria e introspectiva, con frecuencia relacionada con un suceso religioso.
  2. Momento único en el que Santiago descubrió, sentado en un sillón de cuero del aeropuerto en uno de sus innumerables viajes de negocios, que su vida estaba vacía.
  3. Origen de la decisión que Santiago toma, tras verse reflejado en los ojos de su amante, y que le lleva a peregrinar a pie por el mundo en busca de aquello que no ha sido capaz de encontrar.

Éxito:

  1. Creencia de triunfo o logro relacionado con el reconocimiento social, la fama y la fortuna (véase Dinero).
  2. Ver levantarse el sol sobre las verdes colinas por la mañana. Sentir el rocío caer sobre el cuerpo en la noche plena de estrellas. Escuchar el sonido del mar. Respirar. Pensar en los ojos de Justyna.

Fuego:

  1. Incandescencia visible capaz de quemar cualquier materia sólida o gaseosa, así como de purificar cualquier espíritu humano abierto a una búsqueda trascendental.
  2. Hogueras que iluminan las costas de Centroamérica, guiando a los barcos pesqueros que faenan en la noche.
  3. Efecto de combustión del metano almacenado en los grandes vertederos brasileños, difuminando las figuras de los seres humanos que buscan alimento en su desolación.
  4. Concepto con el que Santiago sueña cuando sufre, febril, los efectos de un enfriamiento en la vasta llanura de la Pampa argentina.

Libertad:

  1. Antes de que Santiago conociera a Justyna: Palabra de ocho letras.
  2. Dícese de la verdad que susurra el viento cuando golpea la cara desguarnecida; de la corriente que empuja la mano que cuelga en una barca que se arrastra; del silencio que impera en lo alto de una montaña. Dícese del camino ante un hombre que sólo lleva una mochila a cuestas.

Pereza:

  1. Desánimo para quien ha de tomar, por motivos laborales, varios vuelos semanales de un confín a otro del mundo.
  2. Cualidad de la que carece quien recorre a pie los cinco continentes.

Postal:

  1. Carta manuscrita, por lo general acompañada de una imagen o fotografía.
  2. Pedacito del alma de Santiago que Justyna recibe cada mes, sin falta y desde hace más de veinte años, desde cada rincón del mundo conocido (véase Amor).

Praga:

  1. Hermosa ciudad checoslovaca famosa por sus castillos, su barrio viejo y su antiquísimo reloj astronómico, debajo del cual Santiago, marchante en viaje de negocios, conoció a Justyna, estudiante por aquel entonces (véase Azul).
  2. Laberíntica ciudad que Santiago recorre, nieve en el pelo y en el alma, temiendo y anhelando llegar al puente donde concluirá el peregrinaje que comenzó en ese mismo lugar.

Reverencia:

  1. Sentimiento de respeto y algo de envidia hacia un superior directo, dueño del futuro y bienestar de un trabajador por cuenta ajena.
  2. Sentimiento de gozo y paz por la mera existencia de las nubes, las montañas, los árboles o el mar, dueños todos ellos del futuro y bienestar de la humanidad.

Ropa:

  1. Prenda que por su calidad proporciona una ventaja moral subjetiva en ciertas profesiones que requieren de trato público, como la de marchante.
  2. Harapos parcheados de un color indefinido, que fueron rojos y verdes cuando Santiago los recibió hace años como regalo por ayudar a desatascar un carro anclado en el barro junto al río Congo (véase Solidaridad).

Santiago:

  1. Nombre del protagonista de esta historia, de profesión comerciante.
  2. (Camino de) Ruta que los antiguos peregrinos recorrían para buscar la redención a través de la meditación, la fe en una entidad superior y el reencuentro con uno mismo.

Soledad:

  1. Sensación que se tiene al estar completamente rodeado de personas. Por ejemplo, la que experimenta Santiago en su vida de marchante antes de conocer a Justyna.
  2. Por antonomasia, sensación que no se tiene al estar completamente solo. Por ejemplo, la que experimenta Santiago en su vida de peregrino nómada tras conocer a Justyna.

Solidaridad:

  1. Entre colegas profesionales (por ejemplo, marchantes): ansia por un reparto desigual de beneficios y méritos tras una transacción exitosa, con objeto de llegar a un balance positivo de resultados personales.
  2. Palabras de consuelo; ropas comunes; un palo de la altura de un hombre; un trozo de pan y un vaso de agua, todo ello ofrecido por personas corrientes y molientes a un viajero cansado.

Tierra:

  1. Caleidoscopio de culturas. Cuna de la infinita variedad de la vida. Paisaje eterno y mutable esculpido por los eones del tiempo. Entidad que rebosa la contención de cualquier recipiente, incluyendo el alma de Santiago.
  2. Material desmenuzable, compuesto en su mayoría de toba volcánica, que Santiago encuentra a su paso por las fértiles extensiones de los países que fueron la cuna de la civilización.
  3. Extensión inabarcable de terreno liso cubierto de vegetación herbácea que se extiende desde la oscuridad de un Mar Negro hasta el blanco de unas montañas siberianas.
  4. Contenedor de todos los colores, pintados por una mano divina hace miles de años sobre las colinas de un pueblo chino llamado Zhangye.

Vejez:

  1. Cualidad que caracteriza a la vida que no se vive y que desemboca en impaciencia, angustia e ira.
  2. Tiempo que proporciona la paciencia necesaria para permitir el abrazo de dos amantes que se reencuentran, tras más de veinte años de ausencia, sobre un puente de la ciudad vieja de Praga (véase Praga).

Viento:

  1. Aire en movimiento que circula por la superficie de la tierra y que arrastra a su paso polvo, nubes y las últimas impurezas de una vida anterior.
  2. Frío aguijón que sopla sin descanso en la pesquera ciudad de Anchorage cuando Santiago desembarca tras una larga travesía en un barco pesquero de alta mar.
  3. Etéreo portador, en un bosque de las cordilleras americanas de las Cascadas, de sonidos tales como el de una ardilla subiendo por un árbol, el picoteo de un pájaro carpintero o el rugido de un oso que persigue a Santiago colina abajo.
  4. Ululante corriente que bambolea, y casi despeña, a un viajero hipnotizado por el increíble espectáculo que ofrece la naturaleza desde un risco junto al Gran Cañón del Colorado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s